viernes, 20 de mayo de 2022

Proyectamos documental con Amnistía Internacional Portugal

En los próximos días colaboramos con Amnistía Internacional Portugal con la proyección de nuestro documental "O que vai acontecer aquí?" sobre la lucha de los movimientos sociales por la vivienda en Lisboa antes de la pandemia.

La proyección será el viernes 27 de mayo a las 17H en el auditorio de la Escola Superior de Educação (ESELx) de Lisboa, en Benfica.

Un documental sobre aquellxs que desafían la conversión de la ciudad en una mercancía, sobre lxs que desobedecen a la injusticia construyendo poder del lado de quien busca un lugar para vivir.


martes, 17 de mayo de 2022

"Monumento Catástrofe": trailer de nuestro nuevo documental

Ya está visible el trailer de nuestro nuevo documental "Monumento Catástrofe",una road movie realizada a lo largo de Portugal, un viaje por los espacios de la catástrofe en un movimiento contra la doble parálisis de la desesperación y la indiferencia.

Transitar entre los relatos contenidos en los monumentos en memoria de las muertes colectivas amplía la mirada del acontecimiento más allá de su capacidad disruptiva, revelando la catástrofe como manifestación de un proceso en curso: el Capitaloceno.

Una película producida por la Cósmica.



jueves, 28 de abril de 2022

Construyendo resistencias en el barrio Carlos Botelho (Lisboa)

Semana de intensa lucha por la vivienda en Lisboa (la ciudad de las 48.000 casas vacías), trabajando con el colectivos Stop Despejos y la asociación Habita en este nuevo caso de injusticia social en forma de desahucio masivo.

Los días 19 y 20 de abril, el Ayuntamiento de Lisboa, a través de la empresa publico-privada Gebalis, promovió el desalojo ilegal y mediante violencia policial (más de 150 antidisturbios) de cinco familias residentes en el barrio Carlos Botelho (Olaias, Lisboa), sin cualquier diálogo, alternativas o apoyo social, y sin dar el tiempo para defenderse legalmente o para informar sobre la situación económica y social en que se encuentran.

El aviso de desalojo fue colocado en las puertas de dichxs vecinxs el 18 de Abril. Menos de 24 horas después, las familias fueron desalojadas por la policía. 19 personas, 10 de las cuales son menores (con edades entre 0 y 12 años) fueron obligadas a dejar las viviendas durante la noche. No hubo acompañamiento social, ni siquiera respeto por el ya de por sí breve plazo de tres días para desalojar estas viviendas sociales que ocupaban por falta de alternativas y falta de ingresos. La solución propuesta por el Ayuntamiento fue invitarles a llamar a la línea de emergencia social 144 que no ofrece ninguna alternativa de vivienda adecuada y, por lo tanto, las familias están sin hogar y en situación extremadamente precaria.

Seguimos en lucha y continuaremos a exigir una solución para lxs vecinxs de Carlos Botelho!

Más info en este enlace.



miércoles, 13 de abril de 2022

Más proyecciones a la vista en Casa da Achada (Lisboa)

"Sem casas não há ruas (Sin casas no hay calles)" es el nuevo ciclo de cine que la Casa da Achada de Lisboa tiene previsto para el próximo lunes 18 de abril a las 21:30h.

Además de "Casas para o povo" de Catarina Alves Costa (2010, 17') y "C.R.E.A" de João Garrinhas e Susana Costa (2013, 18') se proyectará nuestro "RUA" (2021), un registro documental que comenzó antes de la Covid-19, una mirada interseccional a las protestas que ocupan las calles de Lisboa, desde un espacio subjetivo de militancia política. 

Ao mesmo tempo que começam os ensaios da «Kantata do Tecto Incerto», uma criação colectiva de um espectáculo sobre os problemas da habitação, propomos um ciclo de cinema em que a questão do «habitar» é central, incluindo, ao lado de alguns «clássicos», filmes sobre a gentrificação das cidades, os despejos ou as lutas pela habitação em Portugal e no mundo, do 25 de Abril à actualidade. Mas também sobre modos vários de viver e habitar os lugares. Porque as casas e os lugares são de quem os habita e de quem os faz. O título do ciclo parafraseia um verso de um poema de Ruy Belo, que começa assim: «Oh as casas as casas as casas...».


viernes, 1 de abril de 2022

Ololiuqui: el LSD antes del LSD

Nos relata Wade Davis en esa biblia titulada "El río, exploraciones y descubrimientos en la selva amazónica" (descargable en este enlace) que a finales de la década de los años 30 el etnobotánico Richard Evans Schultes pasó diferentes temporadas en las tierras altas de Oaxaca (México), investigando y recogiendo muestras de plantas (conocidos son sus estudios sobre el hongo psilocibio Teonanácatl). Una de esas plantas fue la apodada enredadera de la serpiente, el Ololiuqui, rebautizado por la ciencia hegemónica como Turbina Corymbosa. Sus semillas fueron utilizadas desde tiempos inmemoriales para diagnosticar enfermedades, ritos visionarios y de adivinación por los Mexicas de la zona y Schultes la persiguió con intensidad a partir del momento en que escuchó aquel dicho indígena de "He creído en los sueños, en las hierbas mágicas, en el peyote, en el ololiuqui, y en la lechuza."

En 1629, en plena conquista y genocidio español, el sacerdote y Ministro de Indios Hernando Ruiz de Alarcón escribía: "Es hecho notable la mucha fe que ponen los nativos en esta semilla... la consultan como a un oráculo para saber... cosas que no están al alcance de la mente humana... es tal su veneración por el ololiuqui qué hacen cuánto hay en su poder para que la planta no llamé la atención de las autoridades eclesiásticas".

En 1939 Schultes se convirtió en pionero occidental clasificando la planta entre las alucinógenas ya que unos años después, en 1943, un tal Albert Hofmann sintetizaba en Suiza la dietilamida de ácido lisérgico (es decir, el LSD) y resultó que el Ololiuqui sólo se diferenciaba del famoso ácido alucinógeno por el cambio de dos átomos de hidrógeno por dos grupos de etilos. Ya en la década de los 50 el banquero (!) y etnomicólogo Gordon Wasson publicó en la revista Life el artículo "Seeking the Magic Mushroom (Buscando el hongo mágico)" sobre sus experimentos psicoactivos en México con Schultes como referencia, punto de partida de la etapa Psicodelia de los 60 con un tal Timothy Leary a la cabeza... pero esto ya es otra historia.


domingo, 13 de marzo de 2022

Esta semana se proyecta "Ficción inmobiliaria" en el MaF (Málaga de Festival)

Desde el 24 de febrero hasta el próximo 17 de marzo se viene celebrando el MaF - Málaga de Festival (antesala del Festival de Cine de Málaga, con una programación abierta de artes escénicas, cine, literatura y música). Este año se están desarrollando diferentes actividades culturales en torno al eje #CiudadSostenible, sobre gentrificación y turistificación en la ciudad de Málaga.

En el videoforum previsto para el próximo Jueves 17 a las 18:30 se proyectará nuestro corto documental "Ficción inmobiliaria" (2014) en la Librería Suburbia (C/ Ana Bernal, 4).

En este collage de ficciones en las que la ciudad y sus habitantes son los protagonistas se esconde el registro de los conflictos urbanos asociados al modelo socioeconómico de una época. De igual manera, sus desenlaces proyectan un abanico de soluciones sólo limitadas por la imaginación. Quizás podamos apreciar el cine de ficción por sus revelaciones documentales, y otorgar nuevas resonancias y significados a este sugerente orden narrativo.


lunes, 7 de marzo de 2022

Soñemos un transfeminismo indigesto, disidente y siempre desobediente con el poder

La necesidad nos hace tomar prestados algunos materiales de vez en cuando para acercarles un poco de humilde información. Hoy les traemos algunos fragmentos de la aportación de la filósofa Carolina Meloni al libro "Transfeminismo o Barbarie", una suerte de biblia que todas, todos y todes deberíamos llevar siempre encima. Es por ello que coincidimos con María Galindo  en dejar claro que ese universo y esas fronteras de lo no binario abren un espacio metafórico, poético y político de pertenencia y no una condición biológica, quirúrgica o identitaria. ¡Ojalá entendiéramos esto desde nuestras correspondientes monstruosidades! El otro material que tomamos prestado es un fotograma de la película "Assassination Nation" (2018).

"La casa del feminismo anda revuelta. Como en toda familia tradicional que se precie, las madres fundadoras parecen haber cerrado filas y se afanan desesperadamente en recolocar los trastos desperdigados, reorganizar los armarios, poner en marcha una limpieza radical y profunda. El discurso castigador y la disciplina punitiva hacia los vástagos descarriados parecen imponerse. Tras la euforia del 8M de 2018, hay que instaurar el orden, homogeneizar las estrategias, marcar seriamente los puntos de la agenda y, principalmente, establecer y delimitar estrictamente quiénes son lxs hijxs merecedores de sus Excelsos títulos.
Aquellos que no cumplan estrictamente con los dictámenes biológicos -útero, condición gestante coma capacidad de menstrual, criterios cromosómicos definidos, etc-. serán estrictamente rechazados de nuestras filas. Los cuerpos se auscultan, se observan de cerca, se escudriñan: ni un bigote postizo, ni un pelo fuera de lugar, ni un tacón que altere la pureza metafísica que nos ha dado la biología. Al coño lo que es del coño. Y fin de la discusión.
[...]
No es posible defender un cambio de paradigma cuando nuestras posturas se instalan en la defensa de aquellos postulados hegemónicos basados en la exclusión, marginación y patologización de determinados cuerpos y sujetos. No podemos cambiar radicalmente el sistema si nos refugiamos en los míseros privilegios que este nos ha otorgado. Dejemos de rearmar la casa del amo con sus mismas armas y herramientas. Si la revolución que se defiende parte de estas propuestas, que me disculpen las señoras, pero esta no es mi revolución.
[...]
No queremos ser las inquilinas del amo, neutralizadas y transformadas en una cuota biológica, bajo un constructo ficticio que se pretende prediscursivo, universal e inapelable. No queremos formar parte de ese "patriarcado con faldas" que nos vacía y disuelve como sujetos políticos  (Galindo, M. , 2017). Queremos devenir amenaza. Queremos dar por culo. Porque no hay negociación posible con el poder y sus discursos, siendo la lucha directa con el mismo, el enfrentamiento y desmontaje de sus dispositivos la única salida que nos queda.
[...]
La calle, y no las instituciones políticas, es nuestro escenario de revolución, de revuelta y cambio social. Pensemos, imaginemos, soñemos un proyecto transfeminista indigesto, disidente, nunca emponderante, sino desobediente con el poder, en donde nuestros cuerpos, amores y deseos imposibles, indefinibles, inapropiables tengan cabida."