jueves, 29 de octubre de 2009

Sentando las bases del Terrorismo poético

Permitidnos anotar un nuevo fragmento del libro "TAZ: Zona Temporalmente Autónoma" (Hakim Bey, 1990):

BAILES INVEROSÍMILES EN CAJEROS automáticos nocturnos. Despliegues pirotécnicos ilegales. Land art, obras terrestres como extraños artefactos alienígenas desperdigados por los parques naturales. Allana moradas pero en vez de robar, deja objetos poético-terroristas. Secuestra a alguien y hazlo feliz.

Elige a alguien al azar y convéncele de ser el heredero de una inmensa, inútil y asombrosa fortuna -digamos 5000 hectáreas en la Antártida, o un viejo elefante de circo, o un orfanato en Bombay, o una colección de manuscritos alquímicos-. Al final terminará por darse cuenta de que por unos momentos ha creído en algo extraordinario, y se verá quizás conducido a buscar como resultado una forma más intensa de existencia. Instala placas conmemorativas de latón en lugares (públicos y privados) en los que has experimentado una revelación o has tenido una experiencia sexual particularmente gratificante, etc.

Ve desnudo como un signo.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante.

el mejillon suicida. dijo...

Estos neojipis terrolistos...
Solo os falta poneros de moda!
Saludos