lunes, 15 de noviembre de 2010

¿Podrías dibujarnos la península Ibérica de memoria?

Trazar una línea a mano alzada es hacerlo sin ayuda de reglas. Dibujar un mapa de memoria es un ejercicio siempre de interpretación, que inventa y suprime la cartografía, y que revela, como todo dibujo, un pensamiento inconsciente.

Decidir las fronteras del mundo sobre un papel es algo que las minorías que ostentan el poder han simbolizado en forma de tratado: en el Tratado de Tordesillas, firmado entre España y Portugal en 1494, una línea vertical de norte a sur en el océano Atlántico dividió el mundo. Los diferentes tratados por el reparto de África han dibujado un continente dividido por fronteras trazadas con escuadra y cartabón.

Nuestras acciones fronterizas, concretadas en forma de este nuevo Tratado a Mano Alzada, pretenden firmar pequeños acuerdos reivindicativos que revelen la psicogeografia de la península ibérica (España y Portugal) de todo aquel que con su firma legitime este símbolo.

El proyecto recoje la opinión y los tratados firmados con decenas de personas de nacionalidad española o portuguesa y se mostró en los workshops que ha comisariado Pensart en el espacio Máus hábitos de Oporto bajo el nombre de Is This Spain?, en el que trabajamos junto a otros artistas y colectivos en la hipotética unión de España y Portugal en un territorio llamado Iberia.

Os dejamos algunas imágenes mientras condimentamos con mucho cilantro los videos: