sábado, 16 de julio de 2011

Artista, turista, rey de la pista

Una de esas muchas preguntas del millón, ¿es el artista un potencial agente gentrificador?. ¿Fueron los primeros artistas moradores del Soho de New York los primeros causantes de la transformación elitista del barrio?.

A cuenta de ello os dejamos aqui un fragmento de "La clase cultural: Arte, creatividad, urbanismo", una conferencia de Martha Rosler.

La búsqueda entre artistas, creativos y demás, de un modo de vida que no se encime en los viejos vecindarios sino que se infiltra en ellos por medio de cafés, bares y tiendas de ropa que se ajusten a sus gustos, es un triste eco del paradigma del turista que se centra en la autenticidad indígena del lugar que colonizaron. La autenticidad de estos barrios urbanos, con sus poblaciones mayormente de la clase trabajadora, se caracteriza no por los bares y las bodegas, no más que lo que la prensa llama agallas, significando la falta de pulido burgués, y una suerte de resto de la naturaleza inconmesurable en medio del estado desnaturalizado de la ciudad. La llegada de artistas, hipsters y los que los siguen –¡no nos sorprende esto!—trae consigo la erradicación de este atractivo inicial. Y, como lo detalla l libro "Loft Living", los artistas y hipsters son sacados con el tiempo por personas con más dinero, por los abdundantes lofts vacantes convertidos en moradas lujosas o la nueva construcción en las zonas manufactureras evacuadas. Desafortunadamente, muchos artistas que se ven a sí mismos desalojados en este proceso no logran ver, o persisten en ignorar, el papel que los artistas jugaron al ocupar estos precintos anteriormente “ajenos.”

Más material de esta índole en el Museo de los Desplazados.


No hay comentarios: