lunes, 21 de enero de 2013

Análisis sobre analítica en la Calle Morgue

Desde adolescentes hemos admirado aquella introducción de Edgar Allan Poe -ese rodeo analítico sobre el análisis- en sus "Crímenes de la Calle Morgue":
"Las características de la inteligencia que suelen calificarse de analíticas son en sí mismas poco susceptibles de análisis.[...] El poder analítico no debe confundirse con el mero ingenio, ya que si el analista es por necesidad ingenioso, con frecuencia el hombre ingenioso se muestra notablemente incapaz de analizar. [...] Entre ingenio y amplitud analítica existe una diferencia mucho mayor que entre la fantasía y la imaginación, pero de naturaleza estrictamente análoga. En efecto, cabe observar que los ingeniosos poseen siempre mucha fantasía, mientras que el hombre verdaderamente imaginativo es siempre un analista. El relato siguiente presentará para el lector algo así como un comentario de las afirmaciones que anteceden."