viernes, 4 de marzo de 2011

Žižek te ayuda con los traumas

Sacamos esto del papel, en un medio de transporte público, una madrugada cualquiera y en alguna parte de la frontera entre España y Portugal: fragmento de "Bienvenidos al desierto de lo real" (2005, Slavoj Žižek)

[...] la verdadera opción respecto a los traumas históricos no es la que se da entre recordarlos y olvidarlos: los traumas que no estamos preparados para recordar nos hechizan de un modo más poderoso. Deberíamos, por lo tanto, aceptar la paradoja de que, para olvidar de verdad un acontecimiento, debemos primero hacer acopio de fuerzas para recordarlo de forma adecuada. Para comprender esta paradoja, debemos tener en cuenta que LO OPUESTO A LA EXISTENCIA no es la NO EXISTENCIA, sino la INSISTENCIA: lo que no existe, continúa insistiendo, tendiendo a la existencia (El primero en articular esta posición fue, por supuesto, Schelling cuando en su "Tratado sobre la libertad humana" introdujo la distinción entre existencia y el fundamento de la existencia). Cuando perdemos una oportunidad ética crucial, y no logramos hacer ese gesto que "lo cambiaría todo", la propia no existencia de LO QUE DEBERÍA HABER HECHO me atrapa para siempre aunque lo que no he hecho no existe, su espectro sigue insistiendo. [...]




No hay comentarios: