miércoles, 12 de febrero de 2014

Sólo puede haber duda allí donde hay planteada una cuestión

Algunos análisis de Anthony Kenny sobre Wittgenstein:

"Cuando la respuesta no puede ser puesta en palabras, tampoco se puede poner en palabras la pregunta. El acertijo no existe. Si es posible dar forma a una cuestión, es posible también responderla. Cuando intenta suscitar dudas allí donde no cabe plantear cuestión alguna, el escepticismo no es que sea irrefutable: es que carece obviamente de sentido. Porque sólo puede haber duda allí donde hay planteada una cuestión, sólo puede haber una cuestión planteada allí donde existe una respuesta, y sólo puede haber una respuesta allí donde algo puede ser dicho" (Tractatus 65-6.51).

"Tenemos la sensación de que incluso cuando se haya dado respuesta a todas las cuestiones científicas posibles, los problemas de la vida quedan por completo sin tocar. Por supuesto que en ese caso es que no hay cuestiones planteadas, y esta es justamente la respuesta. La solución al problema de la vida se ve en el desvanecimiento del problema"
(Tractatus 6.52-6.521).